Ottolenghi

Es una de esas mañanas en las que coleccionamos vidas: las cientos de ellas vividas, compartidas, soñadas. Uno de esos (eternos) paseos por el barrio, por ese Notting Hill que se despereza con los primeros rayos del sol, con el bullicio del mercado, con los vecinos, los propios y no los ajenos que se agolpan el fin de semana.

Es una inevitable parada, un “latte and rhubarb pie to go”  y una mirada furtiva a ese festín de Babette que sólo invita a la gula superlativa y dichosa.

Es una charla amiga, un paso a dos, callejear, perderse entre las verjas de simétricas casas victorianas con el sabor dulce y amargo del desayuno, con el sueño pegado a los pies, con la cabeza en las nubes, con la wishlist de lo que será. Encuentros y despedidas. Más encuentros, más amigos. Mi (nuestro) Londres siempre sabe a Ottolenghi. En esta y en todas sus esquinas.

Captura de pantalla 2014-01-28 a la(s) 21.40.26 Captura de pantalla 2014-01-28 a la(s) 21.41.34 Captura de pantalla 2014-01-28 a la(s) 21.51.54 Captura de pantalla 2014-01-28 a la(s) 21.50.28 Captura de pantalla 2014-01-28 a la(s) 21.42.43 Captura de pantalla 2014-01-28 a la(s) 21.46.24 Captura de pantalla 2014-01-28 a la(s) 21.37.42

© Fotos de flickr 

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Restaurantes y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Ottolenghi

  1. rqgb dijo:

    Me encantaría volver allí contigo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s